Seleccionar página

¡Hola!

Me gustaría empezar este primer artículo del blog de Just Enough, agradeciéndote tu interés en nosotros. Los inicios nunca serán fáciles, y menos en tiempos de pandemia.

Llevamos muchos meses de trabajo, muchas hipótesis e ideas que nos han hecho llegar hasta aquí. Vamos a empezar a vender en breve, y nos encantaría que probases nuestro producto. Pero hoy, no vamos a venderte nada, sino que queremos hablarte de nuestra historia.

Para entender Just Enough, es muy importante conocer de dónde venimos y a dónde queremos llegar. Las nuevas generaciones, simplemente valoran la inmediatez, el ahora, sin pensar en lo que fue ni en lo que será.

Desde que tengo memoria, España ha sido un país de altibajos. Una economía sustentada en la alimentación y el turismo, con algunas épocas de riqueza general, y muchas otras de pobreza y desigualdad. Por desgracia, tenemos que asumir que ahora viene una de las segundas. Y ojalá me equivoque, pero el COVID19 ha sacado a la luz todas las flaquezas de nuestro sistema. Un país “rico” con un 27% de su población en riesgo de pobreza. Sin entrar en debates ideológicos, lo que es un hecho, es que la clase media de este país, como se llama comúnmente, cada día llega más justa a fin de mes, y se acerca más a pertenecer a la clase baja. En resumen, crece la desigualdad. Y lo preocupante de esto, no es que tu vecino lleve un Tesla mientras tú, con algo de suerte, heredas el coche de 20 años de tu abuelo. Lo que preocupa de verdad, es que empiezan a peligrar los Derechos Humanos.

Podríamos hacer un artículo entero de esto, pero hoy hablaremos de uno en concreto, el derecho a la alimentación.

Europa, la madre de los derechos humanos, donde nadie muere de hambre. Un argumento muy usado, que podríamos dar por válido, pero con muchos matices. Centrándome en lo que realmente nos interesa, según la ONU, y concretamente en el “ODS 2 – Hambre Cero”, uno de los objetivos en la famosa Agenda 2030, es abordar la malnutrición.

Primeramente, aclarar que no es lo mismo que la desnutrición. Siendo muy básicos, la desnutrición se da cuando no se comen suficientes alimentos, mientras la malnutrición ocurre con la ingesta desequilibrada de estos. Ya entrando en materia, os digo que, en España, tenemos un serio problema de malnutrición. Y viene dado en gran parte, por una limitación en los recursos de las familias. Si llegas justo a fin de mes, hay que hacer recortes. Lo más común, es recortar en la cesta de la compra. Hemos realizado infinitas entrevistas y encuestas a familias en esta situación, y hemos entendido muchas cosas. Si tú tienes unos gastos fijos como el alquiler y los suministros, intocables e innegociables si no quieres quedarte en la calle, de algún sitio tienes que ahorrar. Voy a poner un ejemplo para tratar de explicar el razonamiento lógico de cualquier familia en esta situación. Si la familia “X” formada por 4 personas, decide gastar 30€ semanales a la compra, va a comprar el máximo de cantidad con esta suma de dinero. Para ello, después de comprar lo básico (pan, pasta, arroz, aceite, artículos de higiene…) verán cuanto queda para completar su cesta y en base a ello decidirán que comprar. Y aquí viene el lío. El pescado es muy caro, la carne fresca cada día más. Frutas y verduras, lo justo, a los niños no les acaban de gustar en general. Por lo tanto, compremos ultra procesados. Y no pasa nada por consumir de vez en cuando, yo soy el primero que lo hace, pero cuando se convierte en un hábito diario, vienen los problemas de salud. Sobrepeso, diabetes, celiaquía, obesidad… Patologías derivadas de una mala alimentación, o lo que es lo mismo, de la malnutrición. Os animo a comprobar los datos de nuestro país respecto a estas (en la web os hemos dejado algunos).

 

Ante este panorama, y sin creernos salvadores de nadie, decidimos arrancar Just Enough. Somos una StartUp, que quiere combinar la venta a granel, con la tecnología. Creemos, que proporcionando a las familias la posibilidad de fraccionar los alimentos básicos, en base a lo que necesiten esa semana, podrán realizar una compra más completa y saludable. Además, queremos reducir el impacto ambiental de las compras, implantando el uso exclusivo de los envases reutilizables.

La tecnología, ha servido para conseguir grandes avances en la humanidad. Nosotros, queremos usarla para dar un paso atrás. Nuestros abuelos, compraban a granel todos los alimentos básicos, y eran de mayor calidad y mucho más sostenibles con el entorno. ¿Por qué no volver a ello?

Todo esto que os he contado, no tiene ningún sentido sin vosotros. Tenemos la responsabilidad de mejorar el mundo en el que vivimos en todos los aspectos. Y la única opción, es formando una comunidad fuerte que crea en el cambio.

¡Desde JUST ENOUGH abrimos una puerta para luchar contra la injusticia social y el cambio climático!

¿Y tú, te apuntas?